MEGADETH
Polideportivo de Anoeta
San Sebastián

14/6/2001

Dave MustaineCon mucha curiosidad se presentaba esta nueva actuación de Megadeth en Donosti. Por una parte los americanos llegaban tras un par de poco afortunados discos y uno nuevo que parece que les devuelve más a los orígenes que todos deseábamos. Por otra parte la marcha de la banda del gran guitarrista Marty Friedman. Aunque encima la fecha no era la mas idónea para el recital (un jueves,con exámenes de por medio...) la idea de contemplar a Mustaine y sus huestes en donde mejor se les da, en directo, tiraba mucho. Y lo cierto es que no nos arrepentimos. Poco antes de llegar nos enteramos de que el grupo que venía para abrir el concierto, Boiler Room (unos desconocidos para mí), se habían caído del cartel a última hora sin que nadie nos supiera explicar por qué razón, así que esperábamos que Megadeth se extendieran un poquito más en su repertorio que en anteriores visitas, en las que recuerdo alguna ocasión en que no llegaron a la hora y media. El horario se mantenía aún así y cuando alrededor de 1500 personas (más o menos fue todo el público que asistió) nos encontrábamos en el interior se apagaron las luces y comenzó el show. Quienes nos esperábamos que quizás se pasaran un poco con los nuevos temas nos equivocábamos. Aunque si empezaron dando un corto repaso de sus últimos trabajos con una potente "Dread And The Fugitive Mind" de su nuevo álbum,"The World Needs A Hero" y "Kill The King" extraído del recopilatorio "Capitol Punishment", enseguida metieron temas antiguos que hicieron vibrar a todo el mundo, caso de "In my Darkest Hour" o "Wake Up Dead". De entrada Megadeth parecían estar en muy buena forma, con un Mustaine al frente al que, sin apenas moverse, se le quedaba pequeño el escenario. Photo PassAquí hago un paréntesis para hablaros del nuevo guitarra, Al Pitrelli, al que creo que muchos de los que fuimos queríamos examinarle. Pitrelli es un muy buen guitarrista, eso todos lo sabemos, y de hecho tocó muy bien, pero tampoco es Marty Friedman. Yo creo que con más tiempo encajará bien en Megadeth, pero todavía no ha hecho olvidar a su antecesor en el puesto, quien tenía una personalidad propia en el seno de la banda y que aún le falta al nuevo hacha. De todas formas, en general la gente salió bastante satisfecha. La descarga seguía y la gente cada vez se animaba más con temas como "Moto Psycho", "She-Wolf" en los que Mustaine y Pitrelli se lucieron o "Reckoning Day" y "Train Of Consequences" en donde destacaron los otros dos integrantes del grupo, Dave Ellefson y Jimmy Degrasso, que estuvieron impresionantes durante toda la descarga y que han creado una gran base rítmica muy completa, con mucha fuerza y pegada. Como no podía ser de otra forma también cayó "A Tout Le Monde" y le nueva canción lenta que no me esperaba y que fue una grata sorpresa, "Promises". Otro punto culminante llegó con el mítico "Hangar 18" al que unieron con la nueva versión para el nuevo álbum llamada "Return To Hangar". Poco a poco nos acercábamos al final mientras seguían soltándonos grandes temas como "Tornado Of Souls" de "Rust In Peace" o los únicos que escuchamos de aquel gran álbum "Countdown to Extinction", "Symphony Of Destrucution" y "Sweating Bullets". La última sorpresa nos la llevamos en los bises, ya que la última en sonar fue "Holy Wars", prescindiendo de la habitual "Anarchy In The Uk". Un buen concierto de esta banda que vuelven por donde solían y que sin ser el mejor directo que les he visto les hace recuperar la credibilidad perdida en los últimos años.

texto y fotos: Jorge Jiménez.