III FESTIVAL MIJAS ROCK
Campo Municipal de Osunillas
Mijas (Málaga)

24/8/2001

Por tercer año consecutivo no quisimos perdernos una de las citas más importantes del verano andaluz que esta vez, por causas mayores (un incendio arrasó la sierra malagueña), vió aplazada su fecha del 21 de Julio al 24 de Agosto. Por ello a la organización le fue imposible conservar el cartel que tenían previsto y Rosendo Mercado, que en un principio iba a encargarse de cerrar la velada, fue sustituído casi de urgencia por el grupo de Yosi, Alberto Cereijo y compañía, Los Suaves.

Alrededor de las nueve y media de la noche TYR saltaban al escenario, dando por empezada la edición Tyr2001 del festival Mijas Rock, con algo menos de público que el año pasado y con un cartel compuesto íntegramente por bandas españolas. Para mí los chicos de TYR son casi como de la familia, los he visto en vivo muchas veces, y siempre me han parecido muy correctos en escena, muy divertidos para el directo y muy buenos músicos también. Saben conectar a la perfección con el público y, aquí en su tierra, ya cuentan con un grupo bastante considerable de seguidores. A estas alturas de su carrera todavía no han conseguido un buen contrato discográfico que les permita editar un primer disco, algo realmente necesario para darse a conocer en el resto del país. Al finalizar su actuación de esta noche el simpático vocalista de la banda se despidió de la gente prometiendo que intentarían volver al festival el año próximo y que harían todo lo posible por tener su primer disco bajo el brazo para entonces. Desde aquí les deseamos toda la suerte del mundo.
Era la primera vez que Dark MoorDARK MOOR visitaban tierras andaluzas y eso se dejó notar entre la audiencia. En los cincuenta minutos que permanecieron encima del escenario la peña no paró de jalear al grupo, entonar los estribillos de sus temas y mover las cabelleras. Elisa se veía muy segura de sí misma en escena y, en general, toda la banda dió muestras de su enorme valía como músicos. Incluso fuimos testigos de un espectacular duelo de guitarras entre Enrik García y Albert Maroto, que sirvió para arrancar los aplausos más largos y eufóricos de la noche. Canciones como "Valhalla", de su album de debut "Shadowland", "The Silver Lake" (de su último disco "The Hall Of The Olden Dreams") o, en mayor medida, su magnífica y personal versión del clásico de Helloween "Halloween" evidenciaron, ante un público ya de por sí muy receptivo, que Dark Moor tienen mucho que decir en el panorama metálico actual, ya no sólo dentro de nuestras fronteras sino también en el resto del mundo. En el bis final, y ante la sorpresa de todos, sonó "Mirror Mirror" de los alemanes Blind Guardian, grupo por el que se les nota cierta predilección. Un buenísimo show, espero que no tarden en volver por estos lares...
Tenía muchísimas ganas de ver a SARATOGA en directo, sus discos me parecen buenísimos y para mí Leo Jiménez es uno de los mejores cantantes de Heavy Metal de nuestro país. La energía que transmiten estos tíos desde el escenario es verdaderamente increíble, todo su espectáculo está impregnado de un Saratogasentimiento ochentero muy fuerte. Su Metal clásico, de la escuela Judas, es simplemente perfecto para llevarlo al directo y hacerte pasar una noche memorable. Leo lució las dotes de su portentosa garganta tanto en las canciones antiguas del grupo ("Loco", "Perro Traidor", "Mi Ciudad"...) como en las de su última obra maestra "Vientos de Guerra", de la que nos deleitaron con "Sólo Un Motivo", la magnífica "Heavy Metal", la siempre emocionante "Más De Mil Años" o el propio tema título. Quizás el único momento en que la voz de Leo flaqueó un poco fue durante la versión que hicieron del "Painkiller" de los Judas Priest (algo que no ocurrió en el cover que se marcaron del "Future World" de Helloween) pero nada grave. A Jero y Niko se les vé realmente ilusionados con esta nueva etapa de Saratoga, la savia fresca del batería Dani y del mismo Leo han supuesto todo un revulsivo para el grupo. Su descarga dejó a todo el mundo alucinado y a mí con unas ganas tremendas de volver a verles.
En mi opinión el tiempo de BARRICADA pasó hace mucho. La etapa dorada que vivió la banda pamplonica durante los primeros años ochenta ahora no es más que un vago recuerdo. Sus últimas producciones han bajado mucho en calidad (algo que seguro que reconocen hasta sus fans más acérrimos), e incluso sus directos son ahora un tanto peculiares. Las canciones antiguas las transforman en vivo en extraños híbridos de Rock Radical y Nu Metal, una mezcla nada apetecible... A mí nunca llegaron a atraerme pero ahora, después de ver su actuación en el Mijas Rock, estoy segura de que jamás llegarán a hacerlo. Nada más que añadir.
LOS SUAVES dieron comienzo con la "Intro" con la que suelen comenzar todos sus directos, que enlazaron con un clásico de la banda como "Preparados para el Rock and Roll". Sólo salir al escenario, Yosi delataba que había estado jugueteando con el alcohol antes de salir a escena, y lo corrobora, cuando para el segundo tema de la noche, "Chow Chow que viene el tren", no para de agitar al viento, siempre con una gran sonrisa en su cara, una maraca negra y otra roja, que inmediatamente suelta para interpretar la siguiente pieza del quinteto gallego, "San Francisco Express", que fue seguida con entusiasmo por todo el público. Después de este buen comienzo, Yosi se adueña aún más del micrófono, para dirigirse a nosotros y decirnos que, (todo esto con una borrachera de loco) estaba encantado de estar en Mijas y que el año que viene volverían, y querían ver la sierra llena de pinos. Tras terminar su intervención el vocalista, el resto del grupo Los Suavesatacó otro de los temas que no podía faltar en el set list, esta vez le tocó el turno a "Esta Vida Me Va a Matar", que al finalizar fue seguida por un apagado "Malas Noticias", (que personalmente, no me gustó nada como la cantó Yosi) en la que el líder del grupo gallego, sacó una guitarra acústica, con la que también tocó el siguiente tema, que no fue ni más ni menos que "Pardao", en la que sacaron al escenario la bandera de Andalucía, que fue acogida con una gran ovación, la de Galicia y la de Los Suaves, que acabó entre el público. Esta pieza fue una de las más entretenidas del concierto, ya que, como comentaba anteriormente, Yosi se encontraba en alto estado de embriaguez y se propuso demostrarlo para que todos nos fuerámos de allí convencidos de que él era el que más había bebido allí aquella noche (como si ya no lo supiéramos), y no se le ocurrió otra cosa que bajarse los pantalones para enseñarnos lo que llevaba debajo (calzoncillos). Pero no se quedó aquí la cosa, sino que también intentó subirse por los andamios del escenario, pero se lo impidió uno de los dos ayudantes que no pararon de estar encima de él durante toda la actuación. Tras este lamentable espectáculo, y bajo una incesante lluvia de confetis y fuegos artificiales, el concierto siguió adelante con el tema estrella de Los Suaves, que como no podía ser de otra forma fue "Dolores se Llamaba Lola", interpretada por el público como suele ser habitual en sus directos, a la que siguieron "Corazón de Rock and Roll", "El Afilador" y "Peligrosa María", en la que para sorpresa de todos, salieron a interpretarla todos los miembros del grupo que había tocado antes que ellos, Barricada, convirtiendo así el escenario en una auténtica fiesta. En la recta final, el grupo descargó los dos últimos temas, que fueron "No puedo dejar el Rock" y "Ciudad Llamada Perdición", terminando así un concierto en el que no hicieron bises, que no dejó contento a todos los fans de la banda, pero que por lo menos sirvió para que muchos andaluces hayamos visto por fín a Los Suaves.

texto: Gema Pérez, excepto Los Suaves (Sergio Díaz).
fotos: Rodrigo, excepto Los Suaves (Sergio Díaz).