FESTIVAL ROCK MACHINA 2002
Moncofa (Castellón)
26 y 27/7/2002

Rotundo éxito para esta tercera entrega del festival más grande del verano metálico en nuestras fronteras. En torno a las 10.000 personas (según fuentes oficiales de la propia organización) se congregaron en Moncofa (el Wacken español) para disfrutar del Rock Machina 2002 y dar buena fe del estupendo estado de salud del que sigue gozando el metal en estos momentos. Este año muchos alicientes hacían del cartel una propuesta más que apetecible, con la presencia de una leyenda viva como es el señor Bruce Dickinson, cerrando el segundo día de festival. Otros grandes deseados por el público eran los americanos Savatage que, como todos esperábamos, nos dieron una verdadera lección de maestría sobre el escenario. De auténtico lujo también las bestiales descargas de dos grandes del thrash ochentero, los alemanes Sodom (trío de ases) y desde el otro lado del charco, Mr. Jeff Waters y sus incansables Annihilator. Angra, Brainstorm, Rage y Nightmare otros vencedores. Respecto a la parafernalia propia de este tipo de festivales (merchandising, puestos de comida...) hay que destacar la notable mejoría que se ha experimentado en cuanto a ediciones anteriores, así como en la zona de acampada que año tras año va perfeccionando sus servicios y ofreciendo a la gente más comodidades (algo muy de agradecer por cierto). Recordaros que al final no pudimos ver a Sinergy a causa de un incumplimiento de contrato por parte del grupo y que, en su lugar, los chicos de Dark Moor subieron a escena para demostrar que hoy por hoy son unas de las bandas más queridas por la audiencia de este país. Peña de todas partes, gente ya conocida, nuevos amigos... todos reunidos bajo un mismo lema y con una intención común: disfrutar a tope con esta espectacular fiesta metálica que es el Rock Machina. Pasen y vean...

VIERNES 26 DE JULIO

NightmareSegún la guía oficial del festival esta primera jornada de conciertos se abría con NIGHTMARE a las 13:30, muy temprano pensé, y haciendo mis cálculos de viaje desde Valencia, recogida de acreditaciones y demás, ya creía que no llegaba a tiempo para verles... pero una serie de problemillas (imagino que técnicos) retrasaron la salida a escena de los franceses algo más de una hora, con lo que pude disfrutar de su actuación completita. La puesta en escena que tenían preparada era bastante simple (y considerando su posición en el cartel, más que suficiente), consistiendo en dos grandes paneles con la portada de su último disco "Cosmovision" colocados a ambos lados del escenario. El tiempo total de su estancia en escena rondó la media hora de duración y evidenció, en todo momento, que era corto, muy corto, Nightmare tenían mucho que decir y la gente estaba más que dispuesta a seguir su ritmo. Jo Amore, frontman del grupo, estuvo constantemente animando al público (que para la hora que era estaba muy bien, en número y de energías), moviéndose rápidamente y cantando de fábula. El Power Metal elegante y melódico que practican estos galos contrastaba en gran medida con las camisetas de Dimmu Borgir y Death que lucían su guitarrista y bajista respectivamente. Canciones como la propia "Cosmovision" o "Behold The Nighttime", también de su último trabajo, fueron de lo mejor de su repertorio y dejaron a todo el mundo con una buenísima impresión de la banda. Qué mejor manera de inaugurar el Rock Machina 2002.

Rawhead RexxYa a eso de las cuatro menos cuarto de la tarde (no podéis imaginaros el calor que hacía) tomaban el escenario al asalto las tropas de RAWHEAD REXX, una banda alemana que en Heavy Weight teníamos muchas ganas de ver en directo. Su Metal poderoso inundó Moncofa y nos puso las pilas a todos los valientes que aguardábamos con impaciencia su descarga. Empezaron con "The Wolf" y ya no pararon de meter caña hasta el final de su, algo corto pero muy intenso, espectáculo. El resto de su repertorio estuvo compuesto por "Mr. Hyde", "Opposing Force", "Town Of Skulls", "Rawhead Rexx" (durante la cual sufrieron un pequeño acople de sonido bastante molesto) y "Sons Of Mayhem", todas ellas extraídas de su homónimo álbum de debut. Para el cierre escogieron una versión, un cover perfectamente logrado del "Heaven And Hell" de Black Sabbath, al que siguió un solo de batería que desgraciadamente quedó interrumpido, imagino que por problemas de tiempo... Una actuación sobresaliente la de estos chicos, un diez para el grupo.

Con tan sólo dos discos a sus espaldas (el debut "Falconer" del 2001 y su más reciente "Chapters From A Vale Forlorn") llegaban desde Suecia a los escenarios españoles el trío de Power Metal FALCONER. Formado por Mathias, Stefan y Karsten, el grupo había aumentado su line-up para el concierto en dos miembros más, algo muy razonable si tenemos en cuenta que en directo es muy difícil tocar varios instrumentos a la vez.... La puesta en escena de la banda, y esto es algo en lo que coincidió todo el mundo, fue algo estática, se les notaba poco sueltos y muy parados encima del escenario. Una pena, ya que eso hizo que su paso por el Machina fuera bastante discreto. Habrá que esperar futuras descargas y confiar en que adquieran mayor confianza sobre las tablas para entonces.

Pués bueno, después de la poco agraciada actuación de Falconer llegaba el turno del primer grupo nacional en subir a escena, NÖRTHWIND. La joven banda norteña hizo todo lo que pudo por agradar al público de Moncofa, pero su directo tampoco acabó de cuajar. Un sonido no demasiado bueno, unos coros algo pobres y un vocalista al que le falta un pelín de rodaje aún, hicieron que su actuación pasase también bastante desapercibida. Lo más destacable, el final con "En Los Mares", tema estrella de su repertorio, que tuvo a la gente cantando el estribillo incluso después de que acabara su descarga...

Todavía bajo un sol abrasador y un calor sofocante la gente de LOST IN TEARS hacía su aparición en el Machina. Su estilo gótico desde luego no era el más apropiado para esas horas de la tarde y, a mí particularmente, incluso llegaron a aburrirme. No obstante, y reiterando que lo anterior es una opinión muy personal, tengo que reconocer que una gran parte de la audiencia parecía estar disfrutando y mucho con el espectáculo e incluso en la recta final del concierto la gente seguía pidiendo más a la banda. De todos modos, insisto, para mí de lo más flojito del festival.

Como ya sabréis en un principio estaba previsto que Kimberly Goss y sus chicos nos brindaran una nueva oportunidad de presenciar su espectacular directo en esta tercera edición del Rock Machina pero bueno, una serie de problemas "burocráticos" Dark Moor(lo tenéis todo en nuestras noticias) hizo imposible que Sinergy tocaran en Moncofa. En su lugar, la organización se puso manos a la obra y optó por DARK MOOR para que ocuparan el puesto (el grupo más votado en la encuesta de la web oficial del festi). Desde el comienzo de su show (que nos presentara el simpático Silver de Muro), a eso de las siete y media de la tarde, los madrileños dieron enormes muestras de merecer estar ahí, entre los grandes. Elisa es el motor principal que mueve a la banda, su seguridad en escena y sus energías como frontwoman son increíbles, como anima a la gente... no para de moverse de un lado a otro y su voz está en un buenísimo estado de forma. En el comienzo (y tras la intro de rigor) "Somewhere In Dreams", "A New World", que Elisa dedicó especialmente al entregado público del Machina y "Nevermore". Un intervalo para el lucimiento de sus guitarristas que, como ya es costumbre, practican un enfurecido duelo con Dark Moorsus instrumentos durante la famosa marcha turca de Mozart, y vuelta a la tralla, en esta ocasión con un medley de Queen, en recuerdo a la muerte de Freddy Mercury, formado por tres clasicazos del grupo como son "We Will Rock You", "I Want It All" y "The Show Must Go On" (muy bien interpretados por todo el grupo). Por cierto, la banda estrenaba teclista, Isa, quien supo estar a la altura de las circunstancias (difícil trabajo, sobre todo teniendo en cuenta lo técnica que es la música de Dark Moor). Como cierre un "Maid Of Orleans" impecable que, a modo de broche de oro, Elisa volvía a dedicar (visiblemente emocionada) a la audiencia tan cojonuda del festival. Excitante experiencia, tanto para el grupo como para los asistentes, que deja bien claro (como ya os decía en la cabecera de esta crónica) que en la actualidad Dark Moor es una de las formaciones más queridas y admiradas de este país, se lo merecen.

LoadedTenía una gran curiosidad por presenciar el directo de LOADED, la nueva banda del ex-Guns n´ Roses Duff McKagan, no porque su disco me haya parecido bueno, que no es así, simplemente quería ver en vivo a un ilustre de la escena como lo es él. Presentados ante el público de Moncofa por Pacho, vocalista de Ankhara, el grupo tomó la escena con su peculiar manera de entender el rock. Como ya os decía en la crítica de "Dark Days" (su primer disco), la nueva aventura de Duff está más cerca del rock n´roll sucio y callejero que del hard de los gunners. Un estilo demasiado alejado del resto de bandas del festival, por eso no es de extrañar que uno de los mejores momentos de su show lo marcara la versión del "It´s So Easy" que nos regalaron casi al final de su descarga. Una banda compacta y muy profesional sobre las tablas, pero quizás dirigida a otro tipo de público...

Ya con la noche cayendo sobre Moncofa Ian Parry y compañía pisaban por primera vez el escenario del Rock Machina. Haciendo gala de un completo juego de luces, ELEGY, Elegynos embarcaban suavemente en la recta final del festival, siendo ellos lor primeros en aprovechar las ventajas del ocaso levantino. Para la ocasión el escenario se vistió con un enorme telón de fondo con motivos de su estupendo último trabajo "Principles Of Pain", que arropaba a estos geniales músicos a los que el público español recibió y acogió a las mil maravillas. El guitarrista francés Patrick Rondat atrae la mayor parte de las atentas miradas del respetable, creando magia pura con sus dedos a cada rasgueo de cuerdas. En el transcurso de los cuarenta y cinco minutos de los que dispusieron pudimos oir temas de su nuevo álbum como, por ejemplo, la fabulosa "No Code No Honour", "Under My Skin", "The Inner Room" o el propio tema título, otros más antiguos, caso de "Ice House" de su disco "Forbidden Fruit" o el "State Of Mind" del "Virtual Vortex". Melodía, elegancia, virtuosismo, todos los sellos característicos de Elegy se dieron cita en esta descarga de la banda. Un buenísimo recuerdo para llevarse de esta entrega del festival.

Tras una larga espera que puso nerviosa a media concurrencia (con "pitada" incluída) llegaba la hora de uno de los grupos más ansiados por la audiencia más gótica y siniestra, los portugueses MOONSPELLMoonspell. Para empezar, voy a ser sincera, reconociendo que no es una de mis bandas favoritas y que su actuación pasó por delante de mis ojos como si de un sueño se tratara... Una gigantesca luna naranja daba la bienvenida al grupo desde el oscuro cielo de Moncofa y hacía aún más vistosa y llamativa la puesta en escena de la banda. Todo el escenario se había transformado (de ahí la tardanza) en un extraño bosque imaginario en el que destacaba la figura del teclado sobre una plataforma asemejando un gran y retorcido tronco de árbol, al fondo, un descomunal telón con el anagrama de la portada del “Darkness And Hope” estampado en el centro y, esparcidos por todo el escenario, unos bonitos candelabros remataban el atrezzo. El humo presidía el concierto y Fernando Ribeiro, vocalista del combo, aportaba su toque de fantasía e irrealidad saliendo al escenario ataviado con una rara vestimenta (con enorme gorro picudo y larga túnica roja de aspecto diabólico). Los efectos de luces acompañaban a esa atmósfera onírica, haciendo de cada tema un espectáculo por sí mismo. Como ya os he dicho no siento especial predilección por estos lusos pero, para ser honesta, he de afirmar que gran parte del público alucinó con su concierto y canciones como "Opium", "Butterfly FX" o "Mephisto" quedaron impresas en el subconsciente de la gente como grabadas a fuego.

Anteriormente ya había tenido oportunidad de presenciar el directo de los Suicidal TendenciesSUICIDAL TENDENCIES en el marco de aquella fenomenal gira que en el 93 trajo a España a Metallica, The Cult y las huestes de Mike Muir. El recuerdo que tenía de ellos era el de una banda muy enérgica, muy "a su rollo" y bastante divertida para ver en vivo. En Moncofa pudimos apreciar que Muir y los suyos siguen estando igual de locos que antaño y que saben como animar el cotarro. Quizás esta vez el bueno de Mike se pasara un poco con sus "discursitos" que en un extravagante inglés/americano no paraba de soltar a diestro y siniestro (en más de una ocasión se oyeron represalias y silbídos por parte de la audiencia). En su set list hubo de todo un poco, sin olvidar por supuesto sus clásicos de toda la vida: "War Inside My Head", "You Can´t Bring Me Down", "Send Me Your Money"... la fiesta estaba servida. Puede que su estilo no acabara de encajar en el cartel pero, desde luego, nos hicieron pasar un buen rato.

Hacía ya un año que los americanos SAVATAGE habían descargado por última vez Savatageen España, si recordáis, acompañando a Judas Priest en su pasada gira. La actuación de esta noche la esperábamos con ansiedad pero también con algo de imquietud, ya que el nuevo vocalista Damond Jiniya nos dejó bastante decepcionados en la anterior visita de la banda. Afortunadamente nuestros temores se disiparon rápidamente... En torno a las dos y media de la madrugada el escenario del Rock Machina se oscurecía totalmente y un sampler de "The Show Must Go On" de Queen (que sonaba por segunda vez en el día) hacía las veces de intro para recibir al gran Jon Oliva y sus muchachos entre aplausos y muestras de entusiasmo por parte del público de Moncofa. Al acabar el tema (que sonó completo) otro "pregrabado", esta vez de "Comissar" (primer single de su último CD "Poets And Madmen" del 2001) se hace protagonista de la escena. Poco a poco los miembros de la banda van ocupando sus puestos en el escenario y es cuando realmente comienza la descarga, acabando el tema ya tocado en directo. En esta canción, cantada en su totalidad por Jon Oliva en el disco, Damond le sirve de apoyo y nos va dejando entrever que ha mejorado muchísimo en este último año. Casi sin darnos cuenta el espectáculo sigue avanzando y dejando paso a los grandes clásicos del grupo, suenan geniales "Power Of The Night", el archiconocido "Gutter Ballet" (buenísimo tema) o ya en el cierre la espectacular "Hall Of The Mountain King". Dios mío, es increíble la evolución de Damond, no para de asombrarme... Tanto su voz, como su manera de cantar distan años luz de lo que pude oir en su show junto a Judas Priest y además su Savatagelook y su carisma como frontman (aunque ya sabemos que el líder indiscutible de Savatage es Jon Oliva...) son espectaculares. Recordaros que el puesto de Al Pitrelli lo ocupaba esta noche el guitarrista de Annihilator, Jeff Waters, haciendo un buenísimo papel en todo momento y apoyando muy bien a Chris Caffery (incluso haciendo algún que otro punteo). Qué decir del resto de músicos, todos enormes, precisos, muy técnicos, geniales en definitiva. Jeff Plate no paraba de asomarse por detrás de su batería y aporrear sin piedad los tambores, mientras Johnny Lee Middleton desde su posición de bajista hacía también las delicias de los fanáticos del grupo. Todo les quedaba de muerte esta noche, los temas antiguos ("Sirens", "Of Rage And War"...) los de su etapa posterior al "Edge Of Thorns" (ya con Zachary Stevens como cantante), como la propia "Edge...", "Dead Winter Dead" o "Chance" hasta los temas más nuevos como "Comissar" al que me refería antes o la extensa "Morphine Child" (que en directo cobra una dimensión realmente alucinante) y que también venía incluída en su última obra "Poets And Madmen". Algunos temas cantados por Jon, otros por Damond, algunos a dúo pero todos igualmente fantásticos. El escenario era muy parecido al que llevaban en el Wacken del 98, con unas hileras de pequeñas luces rodeándolo y un gran telón con el logotipo del grupo colocado detrás del set de batería. Todo calculado al detalle para hacer de esta descarga algo muy especial. Creo que no exagero si afirmo que la de Savatage ha sido una de las mejores actuaciones de las tres ediciones del festival. Muchos de los presentes aquella mágica noche estarán de acuerdo conmigo...

SÁBADO 27 DE JULIO

Sintiéndolo mucho la jornada del sábado empezó para nosotros algo más tarde de lo que hubiésemos querido. El tráfico desde Valencia nos hizo retrasarnos más de la cuenta y las descargas de BLOOD, SHAKRA y AVULSED no pudimos presenciarlas. De todas formas estuve indagando entre la gente y todo el mundo coincidía en que el concierto de Shakra había sido muy bueno, incluso hubo quien en la rueda de prensa dijo que les había visto bastante mejor que en el Bang Your Head, una lástima el habérnoslos perdido. En cuanto a Avulsed, las críticas que pude oir no eran demasiado favorables. El año que viene tendremos que salir antes para llegar a tiempo a todos los conciertos.

BrainstormLas cuatro de la tarde no es una hora precisamente idónea para actuar en un festival pero a los chicos de BRAINSTORM les tocaba esta vez bailar con la más fea. Como era de esperar su concierto fue otro de los grandes momentos de esta tercera edición y sólo el hecho de salir a escena tan temprano puso la nota negativa a su descarga. Andy B. Franck, vocalista del quinteto, es un verdadero animal del directo, sus dotes de frontman son innatas y su simpatía sobre el escenario es natutral y nada forzada. Su voz también se notaba en buenísima forma y, al igual que el resto de la banda, supo estar a la altura hasta el final. Su set, de una escasa media hora de duración, estuvo compuesto tan sólo por temas de sus dos últimos trabajos "Metus Mortis" y "Ambiguity" (igual que su show de Madrid el pasado mes de Marzo). Canciones como el fabuloso "Tear Down The Walls", "Under Lights" o "Hollow Hide Away" ganan muchos enteros en directo y dan buena fe de que Brainstorm tienen mucho que decir en el panorama del metal alemán. Nosotros desde Heavy Weight siempre hemos apostado por ellos y, por eso, ahora nos alegra mucho ver que están obteniendo al fínBrainstorm el reconocimiento que tanto merecen. Tras su espectáculo tuvimos oportunidad de charlar un rato con ellos y nos comentaban que el hecho de decantarse por temas de sus discos más recientes para su show de esta tarde era algo que tenían muy claro, ya que al disponer de tan corto espacio de tiempo sobre el escenario preferían curarse en salud y tocar canciones que todo el mundo conociera. No obstante, nos prometieron que en su próxima visita a España y, si cuentan con más tiempo para tocar, incluirán en su set list canciones de sus dos primeros trabajos (yo ya estoy deseando verlos de nuevo). En referencia a su posición en el cartel, el propio Andy estuvo bromeando en la rueda de prensa, diciendo cosas como que habían pasado muchísimo calor, que el sol les estaba abrasando y que la próxima vez querían tocar más tarde para poder utilizar el juego de luces... Les damos la razón, y una matrícula de honor por su concierto. Tristania

Alrededor de las cinco de la tarde aparecía sobre el escenario del Machina el peculiar presentador del año pasado, sí Oscar de Lujuria, para hacer lo propio con el siguiente grupo en saltar a escena, los "eclécticos" TRISTANIA. Al comienzo de su actuación tuvieron algunos problemillas con las voces, pero sólo en el primer tema, aunque esto no detuvo a los muchos fieles que, a pesar del agobiante calor, se agolpaban en las primeras filas para presenciar el espectáculo. Muy de agradecer los baños "a punta de manguera" con los que obsequiaron a la audiencia durante la descarga. A mí personalmente este tipo de grupos no acaban de llenarme, no sé, los encuentro algo cargantes en ocasiones y aburridos, en otras. Pero, reitero, al margen de mis apreciaciones personales, he de admitir que fue mucha la gente que siguió al detalle la actuación de estos chicos. Yo la encontré solamente pasable.

Annihilator La primeras leyendas vivas de esta noche llegaban a Moncofa pasadas las seis de la tarde y respondían al nombre de ANNIHILATOR. Todo unos veteranos del rollo que ofrecieron en el Machina una soberbia demostración de cómo hacer thrash del bueno sin perder la melodía y, sobre todo, de cómo mantenerse arriba al cabo de los años. La última vez que les ví en directo (allá por el 2000 en Málaga junto a Overkill) venían con el loco Randy Rampage como vocalista y me dejaron unaAnnihilator impresión más que buena, cosa que reafirmaron en Moncofa. La vitalidad y el entusiasmo del guitarrista y líder de la formación, Mr. Jeff Waters, no deja de sorprender a propios y a extraños, parece que no pase el tiempo por él. En esta ocasión el encargado de las voces era el ex Overkill Joe Comeau, un cantante de altura y multitud de registros. La banda salió a darlo todo y eso se nota, la gente se volvió loca e incluso se pudo ver al mismísimo Chris Caffery alborotando desde el público. En su repertorio, de todo un poco, abriendo con la inquietante "The Box", primer corte del "King Of The Kill", seguida del tema título del mismo álbum y además "Ultra Motion" de su último disco "Waking The Fury", "Set The World On Fire", su clásico "Alice In Hell" (cantado a dúo en el estribillo por Joe y Jeff), "Phantasmagoria", etc... Sin ningún género de dudas, de lo mejorcito del festival.

Y con ANGRA llegó el delirio. Lejos de tirar la toalla y amedrentarse tras la marcha de algunos de sus miembros, los brasileños volvieron a la carga con un discazo como "Rebirth" y un cantante, Edu Falaschi,Angra realmente muy bueno. En su última visita a España no pude verles en vivo, así que aún no había tenido oportunidad de oir a la nueva formación sobre un escenario y, dios mío, estuvieron inconmesurables, geniales... Detrás del grupo se alzaba un espectacular telón con la preciosa portada de "Rebirth" impresa y, aunque empezaron a tocar a eso de las siete y media de la tarde, creo que Angra ya tienen categoría de sobra para ocupar una mejor posición en un festival como éste, incluso se podría haber invertido el orden y dejar a Tiamat por debajo de ellos aunque, bueno, sobre gustos no hay nada escrito. La banda al completo derrochó dinamismo y buen hacer por los cuatro costados y el público no dejó de agradecerlo dando numerosas muestras de ello en forma de aplausos y vitores. Una auténtica fiesta. Ya desde el comienzo (y tras la intro) con "Nova Era" aquello sólo fue a mejor... "Angels Cry", "Nothing To Say", "Carry On", himnos donde los haya, también canciones nuevas como la propia "Nova Era", "Acid Rain"Angra o "Millenium Sun" e incluso un tema de su reciente EP "Hunters And Prey" (precisamente ése). Como nota curiosa, antes de atacar con el "Hunters And Prey", los chicos nos brindaron un interesante recital de percusión brasileña que puso algo de colorido a las tarde valenciana. Tras los teclados se escondía en esta ocasión un conocido de la audiencia de Moncofa, que ya estuvo tocando con Kamelot el año pasado y que, según él, tenía muchas ganas de volver a este festival, se trataba del teclista de Vanden Plas. Por cierto, que al chico debe gustarle de verdad España ya que, en la rueda de prensa de Angra comentaba que el año que viene querría volver al Machina con su banda, a ver si hay suerte... No quiero olvidarme tampoco de sus dos hachas, Kiko Loureiro y Rafael Bittencourt, que ofrecieron un espectáculo magnífico durante todo el concierto y, también Aquiles Priester, desde su posición de batería, y el bajista Felipe Andreoli dieron la talla ante el exigente público del Machina.¿Una palabra para definir el show de Angra? SENSACIONAL, puedes creerme.

SodomCon los suecos TIAMAT me pasó tres cuartos de lo mismo que con Tristania hacía un rato, o Lost In Tears el día anterior, su estilo gótico y oscuro llega a parecerme monótono y, por eso, no es de extrañar que la decarga de este grupo pasara ante mí sin pena ni gloria. La hora de su espectáculo (cerca de las nueve da la noche) ya empezaba a dar juego con las luces y eso sirvió para que la banda contara con un gran montaje de focos que aportó algo más de brillo a su propuesta. Pero bueno, bastante prescindibles en mi opinión y que me perdonen los seguidores de este género.


SodomOnce menos veinte de la noche, la hora perfecta para que Tom Angelripper y compañía subieran a las tablas de Moncofa. SODOM venían dispuestos a entregarse al público español y éste les recibía con los brazos abiertos. Su thrash ochentero era perfecto para volver a animar a la gente y preparar el gran fín de fiesta que aún nos esperaba con Rage y Bruce Dickinson. La energía y la potencia del grupo estuvo a tope en todo momento y temazos de la talla de "Agent Orange", "Remember The Fallen", "Ausgebomb" o "M-16", entre otros, dejaron de manifiesto que Sodom siguen siendo importantes en el panorama del metal más bestia. Su puesta en escena muy sobria, sólo los tres músicos y un telón negro al fondo con una calavera en el centro, más que suficiente para poner patas arriba el Rock Machina. Como cierre a su buenísima actuación, a eso de las once y media, un "Ace Of Spades" de Motörhead cargado de fuerza. Muy bien por los alemanes.

RageOtra de mis bandas favoritas de este año era RAGE, hacía tiempo que no les veía en directo y además tenía muchas ganas de oir los temas de su último disco "Unity" interpretados en vivo. Después de algunos altibajos en su carrera y un par de trabajos algo decepcionantes, creo que Peavy Wagner, Victor Smolski y Mike Terrana han vuelto al buen camino. Esta noche sonaron algunos de sus grandes temas, caso de "Don´t Fear The Winter" o "Higher Than The Sky", pero en líneas generales creo que el repertorio no fue del todo acertado. Si encima tenemos en cuenta que aparte de tocar un tema instrumental tan largo y complejo como "Unity", cada uno de los músicos hace también su particular solo, pués bueno, hay momentos en los que la intensidad del show llega a decaer un poco... De todos modos la descarga estuvo bien, salvo por lo que comentaba antes, y la gente disfrutó bastante durante el espectáculo. El resto de temas: "All I Want", "The Devil On The Wall", "Down" (muy bien en directo),Rage "Set This World On Fire", "From The Cradle To The Grave" y "Dies Irae" (de lo mejor). Personalmente eché de menos canciones del "Missing Link" o el "Trapped", espero que haya más suerte en su próxima visita junto a Primal Fear por tierras españolas. Sé que pueden hacerlo bastante mejor.

Sinceramente no sé muy bien como encarar la crítica del show de BRUCE DICKINSON. Por un lado, es un vocalista que siempre he admirado y Iron Maiden es una de mis bandas favoritas y, por otro, muy a mi pesar tengo que decir que su carrera en solitario creo que nunca ha terminado de cuajar, sus discos no llegan a la altura de ninguno de los trabajos de Maiden (con Bruce como vocalista, se entiende). Así que su concierto en el Machina lo esperaba ansiosa por ver al gran ídolo de cerca pero a la vez con algo de temor y recelo. La banda que acompaña a Bruce Dickinson en escena no es efectivamente Iron Maiden (tampoco creo que lo pretendan) y eso se nota demasiado cuando suenan los temas de la doncella, esta noche por ejemplo tuvimos oportunidad de comprobarlo con grandes canciones como "Revelations" (la audiencia se volvió Bruce Dickinsoncompletamente loca con este tema), la marchosilla "Bring Your Daughter To The Slaughter" o el apoteósico final con "Powerslave" (no dejaba de pensar como estaría sonando si fuesen los Maiden los que estuvieran ahí arriba). Y quizás el fallo fue ése, elegir a Bruce Dickinson en solitario para cerrar a lo grande un festival de esta categoría en vez de ir directamente al asunto y contar con Iron Maiden como cabezas de cartel, no lo sé, puede que sean sólo cosas mías... Hubo momentos bastante agradables como, por supuesto, el poder oir en directo la preciosa balada "Tears Of The Dragon" (para mí de lo mejor de toda su trayectoria) o ese gran temazo que es "Accident Of Birth" pero también hubo otros de lo más aburrido... Bruce sigue estando en plena forma, se mueve con mucha agilidad y soltura por el escenario y es un frontman de primera, su voz, nadie puede negarlo, se nota siempre fresca en directo y continúa siendo una de las mejores voces del metal pero, insisto, sin Iron Maiden detrás la cosa cambia mucho. De todas formas, fue una manera fabulosa de despedir esta tercera entrega del Rock Machina, un festival que año tras año se va haciendo más grande. Nos vemos en Moncofa en el 2003, no faltes a la cita.

texto: Gema Pérez
fotos: Rodrigo Mayayo