STRATOVARIUS + RHAPSODY
Campo de fútbol de Osunillas (Mijas)
20/5/2000

La gira española de Stratovarius y Rhapsody llegaba a su fin con este concierto, bautizado como el II Festival Mijas Rock, y con el único inconveniente de no contar con la presencia de las jóvenes promesas Sonata Arctica, teloneros del resto del tour. En su lugar tres bandas nacionales: abriendo la noche DRACONIAN, desde Málaga, con una propuesta de Heavy Metal tradicional que pareció gustar a la audiencia (muy interesantes sus versiones del “Shot In The Dark” de Mr. Ozzy Osbourne y "Stars", aquel viejo tema benéfico con gente de Dokken, Dio, Yngwie...). Tras ellos, los locales TYR, practicantes de un Rock Duro de extraña factura aunque bien hecho (simplemente correctos). Y por último WARM UP, encargados de cerrar el bloque de “entremeses”.Algo de descanso y...los platos fuertes de la noche.
lucaRHAPSODY: La verdad es que, después de habernos hecho esperar tanto tiempo para verlos en vivo, el set de los italianos se nos quedó bastante corto (su estancia en el escenario no superó los 45 minutos). Algo, por otra parte, comprensible si tenemos en cuenta que en directo prescinden de todos esos arreglos orquestales y largas partes instrumentales de los discos. Esto, aunque resta “epicidad” a los temas, los hace más duros y accesibles. Comenzaron el show de forma espectacular con un “Emmerald Sword” muy bien recibido por los numerosos fans de la banda, que cantaron a grito pelado su pomposo estribillo. En líneas generales, esa fue la tónica de toda la actuación: un grupo super motivado dándolo todo desde el escenario y un público agradecido devolviéndoles esa energía en forma de cánticos multitudinarios. Pura diversión. Desfilaron por allí himnos de sus dos trabajos hasta la fecha (“Legendary Tales” y “Symphony Of Enchanted Lands”) tales como el fabuloso “Land Of Inmortals”, “Warrior Of Ice”, “Flames Of Revenge”... Luca Turilli, con un look a lo Manowar, y el enérgico Fabio Lione, que no paró de bailar en todo el concierto, fueron los dos centros principales de atención, aunque también hubo quien no le quitó ojo a Alex Staropoli y sus “dedos mágicos”. Grande Italia.
STRATOVARIUS:kotipeltoSus contínuas visitas a nuestro país y el hecho de tocar junto a Rhapsody, quienes se presentaban por primera vez en directo, habían empañado quizás un poco el protagonismo de los fineses en este cartel. Aunque, la calidad de su último disco en estudio "Infinite" y la profesionalidad de estos cinco musicazos, habían logrado suscitar el interés suficiente entre su legión de fanáticos españoles, que acudieron al recinto dispuestos a disfrutar de una tremenda descarga de Heavy Metal de altura. Desde el inicio con el efectivo single "Hunting High And Low" hasta el bis final con "Paradise" y "Black Diamond" (dos joyas del "Visions") el nivel del concierto no decayó en ningún momento, manteniendo vivo el interés de la gente durante la hora y media que duró el espectáculo. Junto a los clásicos inevitables "Forever", "Father Time" y "Speed Of Light" (del "Episode"), "Kiss Of Judas" (de su mejor trabajo en mi opinión, "Visions") y "S.O.S." (el único de su anterior "Destiny"), otros más recientes como "Phoenix" y "Millennium" (de la vertiente más acelerada de "Infinite") y el extenso y más relajado "Infinity", con todos esos cambios de ritmo y acústica incluida. Como referencia al pasado, tan sólo dos temas extraídos de "Fourth Dimension", primer disco con Timo Kotipelto como vocalista, "Distant Skies" y "Against The Wind". Otra gran noche de Metal.

texto: Gema.
fotos: Rorro.